Una historia con fin @macmaria27 Ex Cuidadora Principal de Alzheimer

De sus 94 años... 37 han sido con Alzheimer


El pasado 30 de Enero de 2015 falleció mi madre y hoy cumpliría 94 años. Nació un 14 de Julio de 1921.
No disfruto de una infancia al quedarse huérfana de madre con 5 años y es cuando empezó su vida a complicarse.
Eran 5 hermanos: Paulina, Blas, Flor, Carmen y Asún. (15, 12, 9, 5 y 3 años respectivamente)
Su padre enseguida encontró una nueva mujer con la que se casó y aporto otros 3 hijos que venían con ella de 4, 3, y 2 años. Enseguida aumentó la familia naciendo otros dos hijos en común.
La mayor con 19 años se casó y se vino a Madrid y se trajo a la siguiente hermana con ella. Mi madre  se quedó como cuidadora de todos sus hermanos pequeños y no lo pasaba bien, por lo que en cuanto vio la oportunidad de venirse con su hermana mayor también lo hizo.
Cuando estaba saliendo un poco de su triste infancia y con 15 años estalló la Guerra Civil en la que empleó su tiempo ayudando a los heridos en Valencia a dónde fue transportada en camión junto a miles de niños y adolescentes.
Después de la guerra vino la post guerra por lo que ella no vivió tampoco una adolescencia feliz y comenzó de nuevo en Madrid, sin saber que iba a ser de su vida, seguía viviendo con su hermana y es cuando conoció a mi padre. Estuvieron mucho tiempo como novios porque ella quería ser una mujer independiente aunque le resultaba un poco difícil. Mi padre le ayudó a establecerse como autónoma en un sector en el que vio un nicho de mercado "Coger puntos a las medias". Antiguamente no se podían comprar medias de cristal porque eran muy caras y quienes podían comprarlas, si se rompían las llevaban a arreglar.

Así que se estableció en el Barrio Salamanca de Madrid y le llovía el trabajo.
Ya le empezaba a sonreír un poco la vida (aunque nunca perdió su sonrisa) y en 1953 se casaba con 32 años y con el amor de su vida, pero en cuanto empezamos a nacer...
dejó su trabajo y



comenzó a cuidarnos, a disfrutar del amor, a desvivirse por su casa y por su familia, a querer aprender todo lo que no había podido en sus 30 años anteriores. Comenzó a estudiar, a aprender a nadar, a querer hacer cosas a parte de cuidar y a inculcarnos que en la vida hay que ser independientes.

A partir de los 55 empezó con problemas de insomnio y ya empezó el Alzheimer a instalarse en ella. Cuando se ha demostrado que el Alzheimer se instala 20 años antes de que aparezcan los síntomas es bien cierto. Esos 22 años estuvieron encubiertos por toda la atención que mi padre le prestaba, por lo que al fallecer él en 1998 y con 77 años ella, su vida se apagó y el alzheimer fue diagnosticado y durante los 18 años que cuidé de ella...
 yo fui la madre que nunca tuvo...
 y nunca perdió la sonrisa.

Gracias por haber sido mi madre